A veces nadie está contento - Fuga Caleido
519
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-519,qode-music-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

DISCOGRAPHY

A VECES NADIE ESTÁ CONTENTO

La hormiga se cansa de andar
por caminos de cemento.
El mono ya no quiere plátano
como único alimento.
El panadero se cansa de hacer pan
porque es mucho madrugar.
Las princesas se cansan de estar limpias,
quieren ir al barro
y gritar como indias.

Los piratas con loro
quisieran tener más oro.
Los bailarines desearían volar
como querubines sobre la mar.
Los árboles con grandes raíces
suspiran por correr como perdices.
Las palomas de las plazas
sueñan con ir de caza.

No se puede pedir peras a los pinos
ni leche a los estorninos.
Si no puedes aguantarte,
ya es hora de cambiarte.

Hormiga, vuelve al campo a cosechar.
Mono, baja del árbol y ponte a bailar.
Panadero, chocando panes una orquesta.
Princesa, lánzate al barro y protesta.

Piratas, ¿qué tal trabajar en las navieras?
Bailarines, con ojos cerrados, todos abubillas.
Árboles, si os hacen silla iréis a Sevilla.
Palomas, ¿qué tal hacerse mensajeras?
A veces nadie está contento,
hora de sonreír o cambiar de cuento.

A veces nadie está contento,
hora de sonreír o cambiar de cuento.

A veces nadie está contento,
hora de sonreír o cambiar de cuento.

A veces nadie está contento,
hora de sonreír o cambiar de cuento.